Quién

acerca de mí

Soy biólogo molecular, doctorado en la Universidad de Chiba en Japón. Se dice que la ciencia es arte en camisa de fuerza. Un día, decidí sacarme el guardapolvo y seguir mi sueño.

El arte ha sido una parte importante de mi vida desde mi infancia en Buenos Aires. Me encantaba dibujar, bailar, y me gustaba especialmente la música de tango. Sin embargo, mi formación como investigador juega un rol muy importante en la manera en que enseño tango. Ayudo a mis alumnos a analizar cada movimiento, siempre poniéndolo en contexto.

Enseño como vivo: desde adentro hacia afuera, guiándome con el corazón. Mis alumnos desarrollan pasión por la música, por la danza, por el tango honesto. Nos concentramos en los fundamentos: conexión y expresión en la pareja, no en adornos vacíos.